El levantador estadounidense Blaine Sumner, consiguió en un evento proshow de la USA Powerlifting, un nuevo récord del mundo equipado (no oficial) con 515 Kg de sentadilla, el levantamiento más pesado de la historia de la IPF.