Hoy traemos una entrevista a Eva Vico, powerlifter junior de la AEP (Asociación Española de Powerlifting).

-¿Te ha afectado mucho las restricciones del coronavirus?:

Eva preparandose para un levantamiento de sentadilla en el Europeo de la IPF.
  • Este 2020 pasado, ha sido un año atípico para todos y más aún para los que competimos y nos gusta este deporte, ya que en la AEP no hubo campeonatos, salvo los regionales de principio de año, y la forma de planificar la temporada también iba cambiando según se rumoreaban las posibles fechas para el absoluto de España, aunque finalmente no se pudo realizar.
  • Yo personalmente tuvo suerte, en cierta medida, porque contaba en casa con material para entrenar los tres básicos y algún accesorio. Aunque prefiero el ambiente de un gimnasio, porque entrenar sola se hacía un poco monótono y en el gimnasio no estoy tan limitada. Pero en ese sentido, no me quejo, porque pude entrenar decentemente en mi casa, cuando poca gente pudo y la verdad, me sirvió para despejar un poco la mente, pues también coincidieron los exámenes de la carrera y unos problemas personales.

-¿Cuáles son tus objetivos para 2021?

  • Volver a competir y recuperar buenas sensaciones en tarima principalmente. Llevo desde el europeo de 2019 sin competir, así que este 2021, quiero volver a sentirme segura compitiendo y seguir disfrutando.
  • Hace poco más de un año (algo antes del europeo), tuve una lesión de espalda que me limitaba mucho a la hora de hacer peso muerto y sentadilla, y hacía que me sintiese incómoda, pero he podido recuperarme bien en este tiempo, he conseguido que la sentadilla y el peso muerto mejoren notablemente y a día de hoy entreno sin molestias. Así que, este año deseo también competir sin lesiones que limiten mi progreso y a mayores aprovechar el último año de junior.
  • Me gustaría competir en el Absoluto de España, pero va a ser dependiendo de la situación epidemiológica y las fechas, ya que, en junio son los exámenes del grado y si es en ese mes, como en un principio se ha rumoreado, va a ser un poco difícil poder asistir. Dependiendo de las marcas y las expectativas obtenidas en el absoluto, plantearemos otros como el júnior de España.

-¿Qué opinas del cambio de categorías de peso corporal de la IPF?

Eva en pressbanca en el Campeonato de Europa de la IPF.
  • Yo me sentía muy cómoda en 72 Kg, de hecho tenía ya el peso asentado y fuera de temporada solía estar cerca de este peso, pero sí que es cierto, que quizás entre 63 y 72 y entre 72 y 84 había muchos kilos de diferencia para tan solo tres categorías. Ahora opino que hay 4 categorías de peso mejor distribuidas.
  • En lo personal, hasta que no se acerque la competición, no sabré en que categoría competiré. Si me encuentro bien por encima de 72, iré a 76 y si veo que puedo bajar a 69 sin que se vea afectado demasiado el rendimiento, optaré por bajar, ya que a día de hoy estoy rondando los 71.
  • Pero aún no he decidido nada, ni sé a ciencia cierta que hacer. Todo será hablarlo más adelante también con Sergio (mi entrenador), y con Carlos (mi nutricionista), para decidir, pero por el momento no me preocupa.

-¿Qué marcas esperas sacar en el próximo campeonato donde compitas?

  • No me gusta hablar de marcas, porque todavía falta mucho y no se sabe que puede pasar de aquí a la competición, y porque tampoco me quiero obsesionar con un número o cifra, error que cometí en el pasado.
  • Obvio que en este deporte a parte de mejorar día a día y de disfrutar de los entrenos y de las competiciones, desde fuera y algunas veces desde dentro miramos los números, pero como ya dije antes, llevo más de un año sin competir y lo principal es recuperar las buenas sensaciones.
  • Pero un total, de unos 460 Kg estaría bastante bien y sería una mejora notable en los tres movimientos.
  • Algo que sí me haría especial ilusión, es superar mi propio récord en banca de manera oficial.

¿Qué crees que hace falta para que el power femenino crezca más en España?

  • Que las que llevamos más años en esto, animemos a las chicas nuevas que vienen detrás a que se animen a pisar tarima y que sepan, que yo un día también fui novata en el gimnasio.
  • Es importante que le pierdan el miedo al que dirán las opiniones externas, y que si de verdad les gusta entrenar pesado que sigan, y le pierdan la vergüenza a todo eso porque es un deporte maravilloso, donde cabemos todas y cuantas más seamos y más aumente la representación femenina en los campeonatos, más visibles seremos y más creceremos como deporte.
  • Aun que es cierto, que no nos vendría nada mal tanto a nosotras como al powerlifting masculino, que finalmente, este deporte se profesionalizara y la AEP (Asociación Española de Powerlifting), pudiera ser una federación.