La semana pasada se celebró la World’s Strongest Man en su edición del 2021 sin directo.

La organizador de la WSM, Giants Live, sigue con su política, de vender los derechos televisivos a la cadena británica «Channel 5« como ha hecho hasta este 2021.

Oleksii durante el récord del mundo de peso muerto en la WSM 2020.

Con esta cesión, la cadena británica, hace la retransmisión de los eventos, al cabo de unos meses, y vende los derechos a otras televisiones mundiales, pero de igual modo lo retransmiten en diferido.

Esto, en vez de fomentar el evento de Strongman, lo que hace es que los amantes de este deporte, puedan seguir por las redes sociales la clasificación y los pocos videos y fotos que suben, pero no es hasta al cabo de unos meses que pueden ver a los atletas realizar las pruebas.

Hasta el año pasado, normalmente, siempre había gente del público que subía videos y fotos en las redes sociales y se podía medio seguir el evento.

Los hermanos Stoltman, durante la WSM de 2021.

Pero, desde el año pasado, con la pandemia no hay público, esto ha hecho, que no se pueda seguir el campeonato por redes sociales, y que lo poco que se podía ver tampoco se pueda ver.

La organizadora Giants Live, sigue con una mentalidad y política más acorde con la del siglo pasado que con la política actual de todos los deportes, como por ejemplo los organizadores del Arnold y la WUS, que retransmiten los eventos más importantes en directo, o hasta la nueva «Shaw Classic» que hace una retransmisión de «pay per view«, tienes que pagar pero puedes seguir el campeonato en directo.

Esperemos, que por el bien del evento y del mundo del strongman, Giants Live, se replantee la actual situación con los derechos televisivos, y se modernice hacía un evento en directo y que se pueda seguir por todo el mundo.