El powerlifter alemán Sascha Stendebach compitió este fin de semana en la WEC (Western European Championship) en Luxemburgo, donde consiguió el oro y un nuevo récord del mundo de -93 Kg y 373 Kg de peso muerto.

El atleta consiguió un campeonato perfecto con un 9 de 9 en los levantamientos y unas marcas estratosféricas con 280 Kg de sentadilla, 210 Kg de pressbanca y finalmente 373 Kg de peso muerto que son récord del mundo de la categoría de -93 Kg con esto sumo un total de 863 Kg para conseguir el récord del mundo de total en la categoría, con estas marcas consiguió 113.23 GL points.

Podio de la categoría de -93 Kg Clement (izq.), Sascha (cen.) y Rob (der.)

Aparte de conseguir la medalla de oro de la categoría, también se impuso al absoluto de la WEC 2021, con esto, el alemán después de varios años sin competir a nivel internacional vuelve a competir consiguiendo proclamarse campeón de la competición y con un excelente y un campeonato perfecto.

El alemán no competirá en el Mundial de la IPF, donde se hubiese podido ver las caras con los atletas de más alto nivel, y donde probablemente hubiese conseguido muchas medallas.

Por otro lado, la medalla de plata de la categoría de -93 Kg fue para el francés Clement Goudin con un total de 737.5 Kg y el bronce para el belga que llegó lesionado Rob Esselens con un total de 727.5 Kg.