El powerlifter británico James Adcock de la categoría de -83 Kg ha conseguido el nuevo récord con 320 Kg de peso muerto.

Con este espectacular levantamiento el aún levantador junior, consigue establecer un nuevo récord de su país, consiguiendo los 320 Kg y parece que en poco lo va a superar otra vez, ya que este levantamiento dio la sensación que salían muy fáciles.