Esta semana se ha hecho oficial el divorcio de la USAPL y la IPF después que la federación internacional haya expulsado a la federación estadounidense.

Con esta bomba informativa iniciamos la semana, y bien es cierto, que ya hacía semanas que se intuía que acabaría pasando algo, nadie podía esperar que finalmente la IPF diese el salto y expulsara a la USAPL.

Por su parte la IPF ya ha hecho oficial la nueva federación vinculada a la IPF que va a estar en el país y está es la Powerlifting America.

Pero, en esta noticia nos vamos a centrar en la USAPL y su futuro como federación fuera de la IPF. Lógicamente la federación estadounidense es grande y tiene mucho peso, pero bien es cierto que en Estados Unidos hay muchas federaciones y mucha competencia a diferencia probablemente de los países europeos que suele haber las federaciones y luego alguna asociación con mucho menor peso, por ejemplo en España actualmente tenemos dos grandes asociaciones la AEP (1.100 afiliados) y la WRP España (300 afiliados) aproximadamente, como podemos ver la diferencia es importante.

Esto no pasa en Estados Unidos, donde la USAPL no es la mayoritaria cierto es que tiene más de 20.000 licencias, pero es que la USPA también ronda las 20.000 licencias, la Texas Powerlifting Federation tiene más de 15.000 licencias y es solo del Estado de Texas, por lo que como podemos ver hay mucha diversificación.

Posible logo oficial de la PRO series de la USAPL.

A priori, la USAPL se nutre mucho de atletas jóvenes, tengamos en cuenta que hay levantadores que inician su carrera en el powerlifting con 8-10 años, por lo que a diferencia de la IPF que solo contempla la categoría de subjuniors (16-18 años) en la USAPL existe más categorías inferiores desde los 6 a los 16. Con estos campeonatos la USAPL puede seguir tirando y haciendo buenos campeonatos, ahora bien, es posible que año tras año la USAPL pierda levantadores.

El motivo, es sencillo, la USAPL ha hecho oficial que va a ser una federación internacional y que va a montar un campeonato PRO donde va a invitar a los levantadores TOP que cumplan los requisitos y que va a dar hasta 250.000$ en premios para aquellos que se animen a pasarse a la USAPL internacional. A priori, todo parece muy bonito, pero esta idea tiene sus lagunas, la primera es que ya hay voces que dicen que el dinero que han prometido no va a ser tanto como decían, la segunda es que los premios lógicamente como es powerlifting hay que dividirlo por todas las categorías de peso corporal masculinas y femeninas por lo que son 16 y encima le tienes que sumar el podio que son 3 para cada una, eso hace un total de 48 levantadores que se deberían repartir los premios.

Esos 250.000$ hay que ver si son para un único campeonato, o se reparten en varios campeonatos, y si solo darán premios a los tres primeros o también intentarán dar premio a los 4º y 5º clasificados, el motivo, si solo das tres premios y ya tienes claro quienes van a ser los ganadores, puedes conseguir el efecto contrario y es que haya levantadores que prefieran no tener que recorrerse medio país para no ganar o llevarse un pequeño premio a lo mejor de 1.000$ y es que pensemos que Estados Unidos es grande y el nivel de vida y salarios es más alto que el que nosotros tenemos acostumbrados por lo que puede ser que para muchos atletas los premios al final, no sean tan importantes.

Por otro lado, el participar en la USAPL hace que probablemente no puedas en un futuro representar a tu país, tengamos en cuenta que la IPF sanciona dos años a los atletas que compiten en otras federaciones, por lo que habrá atletas que si compiten en la USAPL probablemente luego tengan que esperar dos años si es que quisieran ir al Mundial, al final en este caso la IPF sigue en el COI (Comité Olímpico Internacional) y eso hace que el Mundial más importante del mundo del powerlifting sea el de la IPF, la USAPL podrá armar un campeonato internacional dar muchos premios, etc. Pero el ser campeón del mundo lo marca el mundial que organiza la actual IPF.

Taylor Atwood durante su levantamiento de peso muerto en los Nationals de 2021.

Por otro lado, ya se ha visto que dentro la USAPL no todos están a favor de la federación estadounidense, y hay atletas que ya han dicho que se van a ir y que ellos no quieren saber nada del campeonato PRO, y en este caso, el levantador más grande del planeta y el levantador estrella de la USAPL Taylor Atwood ha dicho que él no va a competir en ese campeonato y que se va a ir a la Powerlifting America, esto puede hacer un efecto llamada, ¿A quién no le gustaría poder competir contra el levantador más grande del planeta?

Y para finalizar, recordemos que el tema de premios en metálico para los TOP y así hacer un efecto llamada para los levantadores más grandes del planeta, ya fue una idea que quiso tirar adelante la IPF con el «Champion of Champions» que finalmente por culpa de la pandemia mundial de Coronavirus no se pudo realizar en 2020, pero es probable que una vez pasada esta pandemia, la IPF retome juntamente a SBD este campeonato, donde invitaron a los 12 mejores atletas masculinos y 12 femeninos.

Para terminar, veremos también, los patrocinadores que tenía hasta el momento la USAPL que hacen, si siguen con ellos, o a lo mejor prefieren irse con la Powerlfiting America, y es que por norma general, los patrocinadores que están con la IPF nunca están con otras asociaciones / federaciones que no estén vinculada a esta, por lo que veremos si en este sentido a lo mejor la USAPL pierde peso económico y este peso se lo lleva la Powerlifting America.

El futuro es incierto y es muy pronto para hablar, pero lógicamente el divorcio tenía que llegar ya que la IPF y la USAPL hacía tiempo que no remaban hacía el mismo sitio, por lo que en estos casos más vale que cada uno tome su camino y los dos intenten seguir sumando en el powerlifting. Pero, a la larga veremos si este camino que ha querido tomar la USAPL es un buen camino o no, al final la IPF seguirá teniendo el apoyo de más de 150 países y creciendo, y la USAPL es un único país intentando hacer una federación internacional, pero sin soporte alguno de ningún país, más allá de algún atleta en particular.